martes, 23 de enero de 2018

EFEMÉRIDES MARÍTIMAS Y NAVALES

Colaboración del C. de N. Edgardo Loret de Mola
Responsable de la edición: Rosario Yika Uribe

Fuente: Cinco siglos del destino marítimo  del Perú, de Esperanza Navarro Pantac: Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, 2016


Efemérides Navales de Hoy 20 de Enero


20 de enero 1531: Pizarro parte con sus hombres en un navío. El otro barco queda al mando de Cristóbal de Mena, con órdenes de largar velas a comienzos de febrero. 

La Conquista del Imperio Inca (Extracto de lo Publicado el 31 agosto, 2015 por laamericaespanyola)

Uno de los dos grandes imperios americanos de su tiempo, el Imperio Inca, se estaba desmoronando por la guerra civil que lo asolaba desde la muerte de Huayna Capac en 1527. Había dejado heredero a su hijo Huáscar, y a su hermanastro Atahualpa curaca o gobernador de Quito. El primero representaba a la clase sacerdotal (Hurin) de Cusco y el segundo a la militar (Hanan). Ambas estaban enfrentadas desde 1525. Atahualpa se sublevó contra Huascar y le declaró la guerra en 1530.

Francisco Pizarro González, líder indiscutible de la conquista del imperio  Inca, llegó a América  en 1502, en una gran armada al mando de Nicolás de Ovando. Tenía 24 años.  Pasó 15 años como militar en Centroamérica y conocía de primera mano las aventuras y desventuras de Cortés en México. Su hermanastro Hernando (por parte de padre) era primo segundo de Hernán Cortés. Llegó al Perú por tanto, con mucha experiencia de como trabajar para ganar una guerra como esta, antes incluso de haberla librado. Tenía una experiencia militar importante en la toma de nuevas tierras y ponía en práctica lo que ya sabía y había visto que funcionaba en otros territorios.

Después de dos complicadas expediciones exploratorias previas de Pizarro en 1524 y 1526, Carlos V dispuso la redacción de un convenio para la exploración y conquista del Perú, llamado Capitulación de Toledo. La firma, realizada el 26 de julio de 1529, le autorizaba para dicha conquista. Ante la ausencia de Carlos V, la Reina y emperatriz consorte Isabel de Portugal firmó el documento el 26 de julio de 1529. Por esta Capitulación, Pizarro obtuvo la autorización para conquistar el Perú, fundar ciudades, dentro de los límites de su gobernación que abarcaría una longitud de 200 leguas (1.100 Km) a lo largo de la costa sudamericana del Pacífico, a partir  del río Timbimpuela (Santiago) en el norte del Ecuador hasta Chincha, en la costa central del Perú. Se le dió el título de Adelantado, alguacil mayor, gobernador y capitán general del territorio adjudicado y un sueldo de 725.000 maravedíes por año.

Por la misma capitulación su socio Diego de Almagro ganó la jerarquía de hidalgo, fue nombrado gobernador de la fortaleza de Tumbes y se le concedió una renta de 300.000 maravedíes al año.

Pizarro obtuvo ayuda y muchos beneficios, principalmente para él, cosa que en el futuro le traería serias complicaciones con Almagro.  En su estancia en España, le dió tiempo para ir a Trujillo y convencer a sus hermanos y allegados para que lo acompañasen en la empresa. Sus acompañantes más relevantes fueron Francisco de Orellana, futuro descubridor del Amazonas, y su hermano Hernando.

A su vuelta, ya en América, Pizarro inició su tercer y definitivo viaje en Panamá el 20 de enero de 1531, partiendo en tres buques con 180 hombres y 37 caballos. Tocando como primer punto la bahía de San Mateo, desde donde continuaría su viaje por tierra a través Atacames, Concebí, Cojimies y Coaque. En  esta región fueron atacados por el mal de las verrugas (bartonealiasis por picadura de mosca), pereciendo 60 hombres. Salieron de esta insana comarca y pasaron por Puerto Viejo y Guancavilcas y aún se encontraban en este camino cuando el cacique Tumbalá los invitó a visitar su isla Puná, en la cual Pizarro terminará cerciorándose de que el Imperio de los Incas se debatía en una guerra civil.

El Imperio Inca se había formado solo 100 años años antes, cuando las etnias cuzqueñas impulsadas por su 9º monarca Yupanqui Pachacuti obtuvieron la victoria frente a la confederación de estados chancas en 1438. Se desplegaron desde su capital en Cusco para aplastar a los muchos pueblos indígenas de la región. Finalmente su hijo Tupac Inca Yupanqui, transformó su reino en un Imperio, alcanzando su máxima extensión, desde el norte en el río Ancasmayo (Colombia), hasta el sur en Bio-Bio (Chile) y el río Mule (Argentina). Su nieto Huayna Capac, mantuvo el inmenso Imperio, pero desde 1529, se estaba produciendo una sangrienta guerra civil en la que habían quedado aniquilados muchos pueblos y ciudades, e infinidad de gente había perdido la vida. Cuando Pizarro y sus hombres tomaron contacto con aquel Imperio, ya no quedaba tanto explendor, había sido destruido poco tiempo antes, después de la muerte de Huayna Capac. No sabían lo que realmente les aguardaba realmente en esa tierra, pero los incas no dejaban de observar cada uno de sus movimientos.

Una vez que fueron reforzados con 200 hombres de Hernando de Soto que había llegado de Panamá (Soto venía acompañado de su amante Juana Hernández, la única mujer de la comitiva), la expedición llegó a Tumbes en enero de 1532, un año después desde su partida. Al llegar a esta ciudad, Pizarro ordenó a Hernando de Soto que tomara preso al cacique Chilimasa en represalia porque los tumbesinos lo habían atacado. De Tumbes se trasladaron a Poechos donde su cacique Maizavilca obsequió a  Francisco Pizarro con uno de sus sobrinos, al que le llamaron Martinillo (futuro Martín Pizarro).

La guerra civil entre los incas se decantó finalmente por Atahualpa que derrotó a Huáscar en Quipaypan en abril de 1532. No por ello dejaba de estar enterado de la llegada de los españoles y era puntualmente informado de sus movimientos.

Estando ya en el valle de Chira, en el lugar llamado por los indios Tangarara, Pizarro fundó la primera ciudad española en Perú, con el nombre de San Miguel de Tangarara (actual Piura) el 15 de Agosto de 1532. Aquí construyeron un fuerte donde se quedaron 55  hombres a las órdenes del contador real Antonio Navarro.


20 de enero 1816: Buques corsarios argentinos, al mando de Guillermo Brown, incursionan en el puerto del Callao. 



20 de enero 1962: Se incorpora a la Marina de Guerra el BAP Unanue, ex ATA-174, para formar parte de la Flotilla de Auxiliares como buque de Investigaciones Oceanográficas a órdenes del Instituto de Investigaciones de los Recursos Marinos. 




20 de enero 1984: El presidente Fernando Belaunde Terry, quien ha dispuesto una expedición para intercomunicar la cuenca del Amazonas con la del Madre de Dios, aborda el BAP Stiglich, junto con el ministro de Marina vicealmirante Jorge Du Bois Gervasi y otras autoridades. Navega por el río Sepahua y a bordo de un helicóptero sobrevuela el Istmo de Fitzcarrald. Su proyecto es intercomunicar las cuencas fluviales de América del Sur: unir las cuencas de los ríos Plata en Argentina, y el Amazonas peruano, a través de nuestros ríos de la Amazonía, cruzando el Istmo de Fitzcarrald entre los tributarios del río Ucayali y el Madre de Dios, que continúa hacia Bolivia. 

20 de enero 1993: En el contexto de la IV Expedición Científica a la Antártida, la misión peruana instala el primer radar del tipo MST, de investigación de alta atmósfera. El rompehielos ARA Almirante Irízar brinda apoyo logístico a la Misión, la cual está al mando del teniente primero Ítalo Huertas Corvetto. El objetivo del radar es estudiar el comportamiento de los vientos y su relación con el agujero de ozono. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario