martes, 25 de septiembre de 2018

EFEMÉRIDES MARÍTIMAS Y NAVALES


Colaboración del C. de N. Edgardo Loret de Mola
Responsable de la edición: Rosario Yika Uribe

Fuente: Cinco siglos del destino marítimo  del Perú, de Esperanza Navarro Pantac: Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, 2016

Efemérides Navales de Hoy 25 setiembre




25 de setiembre 1657: Comienza a funcionar en Lima la Escuela de Pilotaje fundada por el Conde Alba de Liste.
Luis Enriquez y Guzmán, Conde de Alba de Liste, 21º Virrey de Nueva España y 17º Virrey del Perú
Llegó a Paita el 3 de enero de 1655, donde recibió la noticia de la pérdida de la nao capitana de la Armada del Sur en un naufragio, con 600 hombres y seis millones de pesos en oro y plata. Hizo su entrada oficial en Lima el 24 de febrero del mismo año, y la primera orden recibida fue la de enviar a España un millón de pesos. Durante su gobierno, en el mediodía del 13 de noviembre de 1655 tuvo lugar un terrible terremoto que estremeció Lima y destruyó Callao, causando grandes daños materiales y humanos. 
El terremoto de 7.7 grados en la escala de Richter azotó Lima, dejando un saldo de 11,000 muertos y muchos daños en la capital peruana. El epicentro se ubicó a 50 km al oeste del puerto del Callao y a 30 km de profundidad. En la cofradía de Pachacamilla se derrumbaron todas las paredes, salvo un débil muro de adobe en donde se erguía la imagen de un Cristo quedó intacto. Allí nacería la tradición del Señor de los Milagros o Cristo de Pachacamilla




Pasó grandes apuros para mitigar el desastre y conseguir devolver todo a la normalidad. Afrontó y redujo la sublevación iniciada en Tucumán por Pedro Bohórquez, combatió a los araucanos, quienes saquearon Valdivia y Concepción, y se descubrieron en 1657 los minerales de Laicacota, cuya explotación originó el auge de Puno. 


En colaboración con el Cosmógrafo Mayor Francisco Ruiz Lozano y Juan Ramón Koenig, fundó la Academia Real de Náutica de Lima para la instrucción de los pilotos de la Mar del Sur. 

Cosmógrafo Mayor del Virreinato del Perú Francisco Ruiz Lozano  [(Oruro, 1607 - Lima, 1677). Estudió en el Colegio Real de San Martín en Lima. Viajó a México donde fue profesor de Matemáticas de la Universidad de México. Volvió en el séquito del Virrey Alba de Liste. Director de la Academia Real de Náutica de Lima fundada el 22 de diciembre de 1657, enseñó matemáticas en el Hospital del Espíritu Santo a pilotos de la Marina civil de los mares del Sur. Fue mayordomo de este hospital. Nombrado General de la Mar del Sur, calculó las coordenadas de puertos, puntas, ensenadas y cabos más importantes del litoral del Virreinato del Perú. Fue nombrado Cosmógrafo Mayor del Perú en 1662 y desde 1665 condujo la Cátedra de Prima de Matemáticas de la ciudad de Lima, que pasó a ser de la Universidad Mayor de San Marcos a la muerte de su sucesor, el belga Juan Ramón Koening] 

Juan Ramón Koenig, [Fue discípulo de los matemáticos jesuitas Grégoire de Saint-Vincent y André Tacquet. Ingresó a la Compañía de Jesús y se fue al Perú en 1647. Desde 1655 fue capellán del Hospital del Espíritu Santo, donde Francisco Ruiz Lozano enseñaba matemáticas a los marinos. En diversas ocasiones lo reemplazó como profesor. A la muerte de Lozano, en 1677, asumió la enseñanza en este hospital, siendo luego nombrado Cosmógrafo Mayor del Virreinato del Perú por el virrey Duque de la Palata, ocupando el puesto de Lozano. Fue nombrado Catedrático de Prima de Matemáticas en la Universidad de San Marcos en 1678. Abandonó la Compañía de Jesús y se encargó de calcular las coordenadas geográficas de muchas ciudades y pueblos del Virreinato del Perú. Trazó los planos de las murallas de Lima en 1683 y dirigió su construcción. A su muerte, dejó una biblioteca escrita de 755 volúmenes. Se cree que publicó un anuario desde 1680 a 1708 con datos astronómicos, aunque no se ha hallado ningún ejemplar] fundó laAcademia Real de Náutica de Lima en 1657, para la instrucción de los pilotos de la Mar del Sur, y proyectó la derogación de la institución de la mita, fuente de excesos contra los indios y de su permanente malestar. Tuvo constantes desavenencias con la iglesia católica en general y con el arzobispo de Lima, Pedro de Villagómez en particular, por cuestiones de jurisdicción y preeminencias, y llegó a tener dificultades con los ministros de la Inquisición y con el tribunal de la Santa Cruzada. Sus disputas eclesiásticas se originaron por un libro que siempre le acompañaba, que estaba escrito por el holandés Guillermo Lombardo. Los problemas ocasionados llegaron a tal punto que un día tuvo que abandonar la misa ante una lluvia de insultos, siendo calificado como el Virrey hereje. Una vez finalizado su gobierno, el 31 de julio de 1661 entregó el bastón de mando a su sobrino Diego IV de Benavides y de la Cueva, VIII conde de Santisteban del Puerto y I marqués de Solera, y permaneció en Lima hasta la resolución de su juicio de residencia, que siendo favorable regresó a España el 2 de diciembre de 1662, donde falleció el 12 de marzo de 1667.




25 de setiembre 1894: El capitán de navío Manuel A. Villavisencio es presentado a la tripulación del Constitución

25 de setiembre 1919: Se organiza el Servicio Odontológico de la Dirección de Sanidad Naval. 
25 de setiembre 1919: Se organiza el Servicio de Farmacia de la Dirección de Sanidad Naval. 

25 de setiembre 1922: Fallece en Lima el contralmirante Juan Manuel Ontaneda Vallejo. 

Juan Manuel Ontaneda Vallejo
Nació en Piura en 1855, fue hijo del doctor Manuel Ontaneda y de Catalina Vallejo. Estudió en el Seminario de Santo Toribio. Ingresó a la Escuela Naval en 1872, que se encontraba a bordo del pontón  Marañón, y estuvo “dirigido por el marino y educador, capitán de navío Camilo Carrillo”. Sus altas calificaciones le hicieron merecedor de premios otorgados por el presidente Manuel Pardo. Durante la guerra del Pacífico estuvo embarcado en la Unión. Fue parte del Ejército del Norte durante los años 1881 y 1882. Fue profesor, sub di-rector y director de la Escuela Naval entre 1892 y 1902. Por otro lado, fue jefe de la Comisión Hidrográfica en 1905 y 1906, jefe de la Expedición Militar a Madre de Dios, debido a la ocupación de tropas bolivianas en el río Heath. Fue el primer comandante del flamante crucero Coronel Bolognesi (1907-1908). Durante el primer Gobierno de Augusto B. Leguía fue ministro de Guerra y Marina. Para 1917 laboraba en la Compañía Peruana de Vapores y ejercía la presidencia de Pro Marina.




25 de setiembre 1922: La Escuela de Hidroaviación de Ancón dependerá de la Dirección General de Aviación. 


25 de setiembre 1993: Se inaugura el nuevo local de la Estación Costera de Paita, como parte de una primera etapa de renovación del Servicio Móvil Marítimo, de acuerdo a las disposiciones sobre las radiocomunicaciones del convenio SOLAS E INMARSAT. 

lunes, 24 de septiembre de 2018

EFEMÉRIDES MARÍTIMAS Y NAVALES


Colaboración del C. de N. Edgardo Loret de Mola
Responsable de la edición: Rosario Yika Uribe

Fuente: Cinco siglos del destino marítimo  del Perú, de Esperanza Navarro Pantac: Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, 2016

Efemérides Navales de Hoy 24 setiembre



24 de setiembre 1513: Vasco Núñez de Balboa descubre el océano Pacífico. 

24 de setiembre 1880: Fuerzas chilenas lanzan cuatro bombas incendiarias sobre el Callao.



24 de setiembre 1906: En los astilleros de Barrow in Furness, Inglaterra, se efectúa el lanzamiento al mar del primer crucero Coronel Bolognesi.


24 de setiembre 1977: Por decreto Supremo No 003-77-CCFA del 10 de enero se crea e institucionaliza el Día de las Fuerzas Armadas del Perú, el 24 de setiembre, y se oficializa el título honorífico de Gran Mariscala del Perú a la Virgen de la Merced, Patrona de las Armas Nacionales, guía espiritual de los soldados de nuestra nación. 

EFEMÉRIDES MARÍTIMAS Y NAVALES


Colaboración del C. de N. Edgardo Loret de Mola
Responsable de la edición: Rosario Yika Uribe

Fuente: Cinco siglos del destino marítimo  del Perú, de Esperanza Navarro Pantac: Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, 2016

Efemérides Navales de Hoy 23 setiembre


23 de setiembre 1903: En Iquitos se inaugura el muelle flotante construido por la Booth y Cía. 

Post del Sr Tato Barcia en su Facebook (incluye la foto superior)

PRIMER MUELLE DE IQUITOS Y LA NAVIERA "Booth" : La estructura de fierro de este muelle, el primero de la ciudad de Iquitos, fue traída desde Europa, concretamente de Inglaterra por la compañía “Booth & Company", en plena época de apogeo del "Caucho", el año de 1906, debido a que esta Empresa Británica, el estado Peruano le había otorgado la concesión por 25 años, este muelle se trajo para que esta Naviera pueda realizar sus operaciones de carga y descarga con mayor seguridad y prontitud. La imagen nos muestra cuando una barco de bandera inglesa esta acoderado embarcado productos de la región, como caucho, tablones de madera, entre otros; y que traían de retorno maquinarias, herramientas de ferretería, textiles, muebles y todo tipo de productos de consumo masivo de Europa. El muelle flotante contaba con sus respectivos pontones y estaba implementado por unas grúas para poder contrarrestar el desnivel entre el río Amazonas y la superficie elevada en casi cinco metros de tierra firme, ¡este muelle fue revertido al estado el año de 1930 !

Un poco de historia de esta Naviera : Alfred Booth, nacido en Liverpool en 1834, fijó residencia temporalmente en los Estados Unidos en 1857 y tres años más tarde se asoció en Nueva York con un americano llamado Walden en un negocio de importaciones bajo el nombre de Walden & Booth. En 1863 Walden se retiró debido a mala salud y su hermano menor Charles se unió Alfred Booth, cambiando el nombre de la empresa a Booth & Company. Unos meses después se decidió iniciar una línea de vapores de Liverpool a los puertos en el norte del Brasil, entre ellos la ciudad de Manaos, ingresando unas 1.000 millas por el Amazonas, iniciando el tráfico de correo y de pasajeros en esta Región. En 1898, se iniciaron los servicios desde Liverpool a Iquitos, Perú, ingresando unas 2.000 millas de la desembocadura del Amazonas. 

Alfred Booth jugó un papel decisivo en la fundación de la "Booth Iquitos Steamship Company Limited", para cuyo servicio adquirieron inicialmente el vapor HUASCAR de 960 toneladas y el BOLIVAR de 1.016 toneladas. Durante el período que operó esta empresa Británica uniendo nuestra ciudad con Europa utilizo más de 25 barcos diferentes, resultando anecdótico que durante esta época a un ciudadano de Iquitos le resultaba más barato y seguro, viajar a Europa que a Lima. Alfred Booth se retiró en 1887 de una participación activa en el negocio, pero ¡¡continuó como director hasta su muerte en 1914 !!

Es menester precisar que no se debe confundir la fecha de la llegada del primer muelle por parte de la empresa Británica "Booth & Company", con la fecha del 5 de Enero de 1864, día que se celebra el aniversario de Iquitos, que se debe a la llegada del buque peruano "Próspero" remolcado por el buque "Pastaza", y que luego el 25 de Mayo del mismo año arribarían también los buques "Arica", remolcada por el "Morona". Ese hecho fue considerado el nacimiento de Nuestra "Isla Bonita" como ciudad, que hasta entonces era considerada solo como una villa; estos barcos vinieron mandados por el presidente Ramón Castilla y Marquesado, ya que traían las piezas para instalar la Factoría Naval (ubicada en el actual Malecón Tarapacá), además tenían la misión de construir un dique portuario, debido a que la ciudad se encuentra favorablemente situada entre el río Nanay y la margen izquierda del río Amazonas, convirtiéndose en punto obligado de partidas hacia otras regiones



23 de setiembre 1966: Se ratifica la creación de la Fuerza de Infantería de Marina. 


23 de setiembre 1969: El Decreto Ley No 17824 crea el Cuerpo de Capitanías y Guardacostas como Cuerpo Auxiliar de la Marina de Guerra. 

23 de setiembre 1976: Se utilizará la denominación “Marina de Guerra del Perú”, preferentemente en la documentación oficial, se dispone por RM N° 1665-76-MA/ CG del ministro vicealmirante Jorge Parodi Galliani. La acepción “Armada Peruana” seguirá siendo empleada para designar a los buques, así como a los grados y clases del personal superior y subalterno. 




23 de setiembre 2003: Se entregan cinco patrulleras para el control y vigilancia en nuestras aguas costeras: Zorritos PC 221, Punta Arenas PC 224, Pacasmayo PC 226, y Juli PL 293 (patrullera lacustre), las primeras de doce que serán incorporadas al servicio. Estas unidades han sido diseñadas por el SIMA y probadas con éxito en un canal de Hamburgo, de la empresa alemana HSVA. 


23 de setiembre 2010: Se inauguran nuevos locales de Capitanías Guardacostas Marítimas de Ilo y de Pisco. Están ubicadas, respectivamente, en el jirón Abtao No 351, Plaza Grau, Ilo, y en el km 18,5 de la carretera Pisco-Paracas. 

EFEMÉRIDES MARÍTIMAS Y NAVALES


Colaboración del C. de N. Edgardo Loret de Mola
Responsable de la edición: Rosario Yika Uribe

Fuente: Cinco siglos del destino marítimo  del Perú, de Esperanza Navarro Pantac: Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, 2016

Efemérides Navales de Hoy 22 setiembre






22 de setiembre 1880: Bombardeo de balneario de Chorrillos por la escuadra chilena.

El bombardeo de Chorrillos
por  Juan Carlos Flórez Granda

En la historia de la pasada guerra declarada por Chile en 1879 existen varias acciones que merecen siempre ser recordadas, sobre todo cuando éstas, por más pequeñas que sean, se engrandecen frente a la superioridad bélica del enemigo. Es el caso del bombardeo que sufrió el pueblo de Chorrillos el 22 de setiembre de 1880 por parte del blindado chileno “Cochrane” armado con 6 cañones de 250 libras y de unos cuantos cañones de campaña peruanos de bajo calibre que hicieron retroceder al enemigo para ponerse a buen recaudo e intentar infructuosamente lograr su objetivo.

El 13 de setiembre de 1880 la goleta chilena “Covadonga” se fue a pique en el intento de subir una barcaza que estaba anclada frente a la costa de Chancay. El móvil fue atraer la atención del comandante de este buque, Pablo de Ferrari, como efectivamente se logró, e ignorando este una orden general emitida a toda la escuadra enemiga donde se indicaba que “el buque de guardia no reconocerá ninguna embarcación sin permiso del buque insignia, i si encontrase alguna sospechosa la traerá, sin aclararla, al costado del buque Almirante i a distancia de dos cumplidos de buque”, acercó la presa después de varios intentos fallidos por destruirla, ordenando subirla después de hacerla revisar. El resultado de esta acción fue la activación de un mecanismo explosivo ideado por los peruanos Manuel Cuadros y Constantino Negreiros, abriendo un forado en la nave chilena hundiéndola casi instantáneamente, ahogándose su comandante y parte de la tripulación.

A raíz de este incidente, en comunicado de fecha 21 de setiembre de 1880, el comandante en jefe de la Escuadra chilena, Galvariño Riveros, emitió un ultimátum al jefe político y militar del Callao:

“…Con motivo de la alevosa celada que ha ocasionado la pérdida de la goleta Covadonga en el puerto de Chancai, he recibido instrucciones de mi gobierno para bombardear los puertos de Chorrillos, Ancon i Chancai, si en el término de veinticuatro horas el gobierno del Perú no ha entregado a esta Escuadra la corbeta Unión i el transporte Rimac. 

Lo que pido a US. Para los fines consiguientes, previniéndole que si mañana 22 del corriente, a las 12m. no me han sido entregados los citados buques Union i Rimac, se llevará a cabo el bombardeo de los puertos arriba mencionados, sin otra prevención…”

La respuesta peruana fue contundente:

“…Callao, setiembre 21 de 1880.

Señor jefe de las fuerzas navales de Chile, 
presentes en este puerto.

Señor:

Acuso a V.S. recibo de su nota de la fecha.

Mi gobierno, en cuyo conocimiento puse el contenido de su citada comunicación, es de sentir, que teniendo V.S. al frente i en las mismas aguas a los buques peruanos Union i Rimac, puede V.S. venir a tomarlos, si le acomoda; i que el bombardeo de poblaciones indefensas como Chorrillos, Ancon i Chancai, es digno de la manera como Chile hace la guerra; sin que esto pueda tomarle al Perú de nuevo, pues se ha hecho ya fuego sobre Ancon, i Chancay fue bombardeado diariamente, antes de la destrucción de la Covadonga. El hundimiento de esta nave, llamado por V.S., alevosa celada, no ha sido mas que la condigna pena que reciben los salteadores en mar i en tierra: ser castigado por su propio crimen.

Queda de esta manera contestada la vergonzosa intimación de V.S., estrañando de mi parte, que debiendo conocer los quilates del noble corazón peruano, se haya avanzado a suponer que pudiera pasar por tan indigna propuesta. De las naciones civilizadas i grandes en carácter, es luchar con lealtad, i no ensayar su saña con poblaciones desarmadas. Honroso sería para V.S. avanzar sobre las fortalezas de esta plaza, i no hacer el simple papel de espectador, en el largo espacio de cinco meses trascurridos desde el establecimiento del bloqueo.

Dios guarde a V.S.

Luis Germán Astete”

Teniendo la posición peruana, se improvisó artillar el perímetro Morro Solar de Chorrillos con baterías rodantes compuestas de alrededor de 6 cañones, entre ellos cañones Vavasseur. Igualmente en Barranco se hicieron los preparativos. Cabe destacar que en la relación oficial de jefes, oficiales y tropa de la batería de Barranco se puede apreciar la participación oficial de 4 mujeres entre la nómina de artilleros. Sus nombres: Guadalupe Preciado, Mercedes Alegre, Rosario Avalos y Carmen Zapata. Sin duda esto marca un hito en la participación femenina en la historia militar del Perú.

El bombardeo

El día 22 de Setiembre el blindado chileno “Lord Cochrane” zarpa del fondeadero de la isla San Lorenzo en dirección al puerto de Chorrillos para proceder al bombardeo pactado por Chile a las 12 de mediodía. El buque iba artillado con 6 cañones de 250 libras, 3 en cada banda y se sitúa frente a la bahía.

Una crónica de lo sucedido escrita por el Sr. Julio Octavio Reyes publicada en “La Opinión Nacional” nos da luces de cómo la población miraba este suceso:

“…Mucha gente principiaba a invadir las alturas, especialmente las inmediaciones del Salto del Fraile. Algunos han cometido la imprudencia de quedarse en la ciudad. En muchas de las propiedades neutrales se ven sus respectivas banderas. La autoridad de policía, el comisario, señor comandante Tirado, recorre a caballo la población.

El Cochrane, mientras tanto, se aguanta mui afuera i frente a la caleta que se halla al costado del Salto del Fraile, i el Tolten a unos 80 metros de la punta Sur hácia Chorrillos. Momentos ántes ambos buques habían cruzado, tanto frente a la población como por el lado Sur, como estudiando el fondeadero i la bahía, pero siempre a una gran distancia.

Son las 12 m. i se oye un disparo de cañón hecho en el Callao, i es sin duda por el buque almirante chileno, porque el Cochrane y el Tolten principian a moverse, aunque mui lentamente. El último se abre hacia el Noroeste i el primero avanza hacia la caleta que se encuentra entre el Salto del Fraile i la punta de Chira.

Ha pasado un cuarto de hora y el Cochrane, aumentando su andar avanza siempre en la misma dirección.

Se encuentra ya tan cerca de nosotros, que desde la altura en que nos encontramos vemos a simple vista sus tripulantes sobre cubierta, corriendo de un lado a otro. Parece que su objeto no es otro que virar después para doblar el Salto del Fraile, avanzar al centro del fondeadero hasta colocarse frente a la población i romper desde allí sus fuegos.

Son las 12.23pm. i el Cochrane ha roto sus fuegos, no sobre la población. El proyectil ha caído a unos cinco o seis metros frente a nosotros. La nube de tierra que ha levantado nos ha cubierto por completo, lo mismo que a 10 o 12 personas que se encuentran a nuestro lado. Unos muchachos empleados de nuestro diario quedan sin vista por el momento por la cantidad de tierra que les ha cubierto los ojos, i nosotros, agazapados i cubiertos por la tierra, aguardábamos el estallido de la bomba, pero por fortuna éste no tuvo lugar. Como el mogote o lomada en que cayó era de una tierra fofa, de la calidad de la arena, no encontró resistencia el proyectil y no estalló. Después de los primeros instantes de tribulación, aquello presentaba un cuadro originalísimo: uno buscaba un bastón, otro el sombrero, una pobre mujer del pueblo su manto, i otros bajaban mientras subían otros, porque no se creían seguros. Las mismas carillas en que teníamos nuestros apuntes sobre las evoluciones de los buques enemigos, junto con el lápiz, las encontramos cubiertas por la tierra. 

Los chilenos principiaron, pues, su bombardeo, haciendo fuego sobre un grupo de ciudadanos indefensos. I no se crea tampoco que trataron de hacer fuego por elevación, porque en tal caso se hubieran retirado mucho mas i el proyectil habria sido lanzado por mayor altura. No hubo, pues, otra cosa que un acto de refinada perversidad, propio de esa canalla. 

Minutos después, el blindado continuó haciendo fuego sobre el Morro i otras veces a la ciudad por elevación. Después de hacer fuego, jeneralmente enfilado, daba su máquina atrás i otras viraba para descargar las baterías de sus costados, dejando salir a veces hasta dos proyectiles casi simultáneos. También se colocó por mucho rato en la punta Norte de Chira, i desde allí hacía fuego sobre el Salto del Fraile. El Tolten, después de cada disparo del Cochrane le hacía a este señales, manifestándole sin duda donde caían sus proyectiles, pues se veía que en seguida los rectificaba.

A las 2:34pm. el Cochrane hizo su último disparo i continuó su viaje al Callao a contarle sin duda a su Almirante que lo de Chorrillos no es tan suave como lo pensaban. ¡Qué decepcionados van a quedar en Chile cuando sepan que Chorrillos, lejos de estar reducido a cenizas, ha contenido a su poderoso blindado!.

Concluyamos felicitando a S.E. el Jefe Supremo de la República. Nuestras felicitaciones se hacen también estensivas al señor Secretario de Marina, que durante el combate permaneció en el Morro..

Como seis u ocho proyectiles del Cochrane fueron recojidos hoy aquí. Como se sabe, son del calibre de 300 i bastante largos…”

Se utilizaron en total 84 granadas disparándose a una distancia variable entre 3500 y 4000 metros de la costa. Según el parte chileno del comandante Juan José Latorre, solo 13 proyectiles impactaron en la ciudad sin mayores daños y los restantes se perdieron en el mar, como narra el parte peruano, y/o se activaron en el Morro.

Este combate de costa puede considerarse un triunfo para el Perú porque, a pesar de la superioridad chilena, teniendo cañones de 250 libras, frente a cañones de campaña de mucho menor calibre, fuera de no acertar ni lograr el objetivo deseado por el alto mando chileno, la pequeña fuerza peruana respondió con eficacia logrando impactar al blindado chileno y haciéndolo retroceder. Una semana más tarde, el 30 de setiembre de 1880, se inauguraría en la cima del cerro “Salto del Fraile”, la batería “Mártir Olaya” en honor al prócer chorrillano.

A 130 años, rescatamos del olvido este hecho de armas que sirve de ejemplo a las futuras generaciones, mereciendo ser recordado cada año porque representa el inicio de la defensa chorrillana con la participación conjunta de todos sus habitantes en el marco de la guerra que Chile nos declaró en 1879.




22 de setiembre 1924: Se suprime la Capitanía de Puerto de Yurimaguas.


22 de setiembre 1970: Durante el desarrollo de un Ejercicio de Pre Unitas CASEX, AU-7 de GAS, el BAP Abtao, conformando la Escuadra, navega en inmersión en el área bajo su responsabilidad, junto con otros dos submarinos. A unas 95 millas al oeste, frente a Ocoña, el BAP Villar detecta un submarino. El oficial de Comando Táctico (OCT) ordena se le investigue. El submarino Angamos y una unidad de superûcie, informan sobre la presencia de un petrolero, presumiblemente en relación con el submarino desconocido. Se cumplen los procedimientos de reglamento sin recibirse respuesta del desconocido, por lo que el OCT dispone un grupo de unidades de búsqueda-ataque (SAU), que proceden a atacar con cargas de profundidad y erizos. Horas después se pierde contacto. El submarino sin duda alguna recibe averías de consideración.


Relato del hecho por el Vicealmirante Federico Espinosa, en esos momentos Oficial de Comunicaciones del BAP Aguirre. (Promoción 1965 Escuela Naval del Perú - Bitácora Oro y Azul 1965-2015, 50 años de Fraternidad)

De octubre de 1969 a diciembre de 1971, presté servicios en el BAP AGUIRRE (DE-62), ocupando el cargo de o cial de Comunicaciones hasta diciembre de 1970 y luego el de jefe de Operaciones durante el año 1971. El año 1969 el comandante fue el capitán de fragata Andrés Ferrari Rodríguez, segundo comandante el capitán de corbeta Lisandro Paredes Infante y jefe de Operaciones el teniente primero Juan Silva Pérez Caneto; el año 1970, comandante el capitán de fragata César Solari Lizarbe, segundo comandante el capitán de corbeta Loyer Brandon Clayssen, y jefe de Operaciones el teniente primero Luis Rivero Valdeavellano; el año 1971, comandante el capitán de fragata Carlos de Izcue Cavero, y se-gundo comandante el capitán de corbeta Joaquín Ocampo Oliart. A bordo de esta unidad de combate tuve el privilegio de participar, durante los dos años y tres meses de permanencia, en todos los operativos programados por la Comandancia General de la Escuadra y en las Operaciones Unitas correspondientes a los años 1970 y 1971, siempre con un singular éxito, lo que ocasionaba que constantemente fuéramos felicitados.

Especial mención merecen dos hechos notables producidos en 1970, en los cuales participó el BAP AGUIRRE. El primero fue la localización, rescate y remolque de la motonave PUELCHE, la misma que se encontraba al garete por más de quince días al sufrir una avería frente a las costas de Pisco y ubicada aproximadamente a 280 millas al oeste de Paita, debiendo precisar que era una embarcación de ma-dera de más o menos 800 toneladas que no proporcionaba un buen retorno a los radares y que antes de ser detectada por estos, el comandante del buque avistó por un instante la llamarada producida por el encendido directo de la pólvora correspondiente a un cartucho de pistola de señales efectuada en la proa de la misma, ya que no contaban con la pistola, pues esta se la había llevado el capitán de la nave, el mismo que la había abandonado y aparecido posteriormente en el puerto de Huacho sin dar ninguna información sobre la posición en que se encontraban cuando se produjo la avería ni tampoco la correspondiente a su abandono del buque.

El segundo hecho fue el ataque real efectuado sobre el submarino BACH THOMSON de la Armada de Chile, que había ingresado irregularmente en aguas peruanas y fue detectado durante el desarrollo de un opera vo Pre Unitas. El mencionado submarino se encontraba en aguas peruanas, aproximada- mente a sesenta millas de costa a la altura del puerto de Chala y se supone que contaba con el apoyo cercano del buque petrolero BACH PUERTO MONTT, el mismo que navegaba pegado a costa y cuya presencia fue informada por un submarino propio que transitaba por dicha zona a n de reposicionar- se para un siguiente evento.

Los buques de superficie que participaron directamente en los ataques al submarino, produciéndole graves averías que ocasionaron que nunca más volviera a operar, fueron el BAP VILLAR, BAP GUISE y BAP AGUIRRE, actuando el BAP CASTILLA como encargado de proteger el perímetro exterior de la zona en donde se llevaban a cabo las operaciones reales. Esta operación contó con la autorización corres- pondiente del comandante general de la Marina, vicealmirante Manuel S. Fernández Castro, a través del comandante general de la Escuadra, contralmirante Jesús Polar Valdivia y fue conducida por el comandante de la Flo lla de Destructores, capitán de navío Rafael Durán Rey.



Confirmación del daño (Relato del CdeN Edgardo Loret de Mola)

A mediados de 1972 , fuí designado para seguir un curso de Operaciones Aéreas Especiales en la Base de Albrook de la Fuerza Aérea Estadounidense en la Zona del Canal de Panamá. En una de las múltiples actividades que cumplí, conocí a un ingeniero naval que había nacido en el Perú, era ciudadano de los Estados Unidos y que trabajaba en la Base Naval de Rodman como ingeniero especializado en reparaciones navales. Al enterarse que yo era peruano, me relato que hacían ya algunos meses que había estado en Chile porque la armada de ese país le había solicitado ayuda a la USN para la reparación de un submarino. El estuvo en el equipo que inspeccionó el submarino, que era el Thomson, en Talcahuano. Me indicó que el daño había sido en el área central y de la vela y que era tan profundo que era difícil de explicar como se había salvado el buque. En su opinión y la de sus colegas que lo acompañaron en la inspección, no era conveniente tratar de reparar el buque no sólo desde un punto de vista económico sino también estructural.

La foto de la época, que muestro a continuación, evidencia la baja del Thomson ya que muestra a los submarinos Hyatt, OBrien y Simpson en Talcahuano con el crucero Latorre (ex Göta Lejon) que prestó servicios en la armada de Chile desde 1971 a 1986. Además, el Thomson (ex Springer) sólo estuvo en servicio desde 1961 a 1972, mientras que su gemelo Simpson (ex Spot) lo estuvo desde 1972 a 1982.


En el sitio www.aviacion argentina.net figura el siguiente relato:

Combate Naval de Ilo (Perú - Chile 1971)

En la década de los 70´s Chile y Perú vivían una suerte de guerra fría, una epoca de tensión donde las fuerzas armadas se infiltraban en territorio contrario para obtener información acerca de los movimientos de las fuerzas armadas de su contraparte. Durante esta época marineros de uno y otro lado de la frontera manifiestan haber participado como cazador o conejillo en un sinfín de aventuras navales.



Destructor BAP Guise DD-72. Foto: buquesarmadaperu.blogspot.com

En el año 1971, el F-62 BAP Aguirre (ex USS Waterman DE-740)(ver nota1) y los destructores DD-71 BAP Villar (ex-USS Benham) y DD-72 BAP Almirante Guise (ex-USS Isherwood)(Ver nota 2), se encontraban de operativo ASW al sur del país, con tres submarinos de la escuadra a la altura del puerto de San Juan. El ejercicio se realizó entre a las 0900 y las 1030 horas. Una vez finalizado, regresando al puerto el oficial más antiguo de la flota de superficie a bordo del BAP Guise hace un recuento de las acciones con los comandantes de los buques participantes, en la cual se informa que se detectaron tres submarinos detallando la posición de los mismos, pero se reportó además que uno de los cuales no acusaba recibo de impacto durante los ataques simulados. Se contrastaron las posiciones con los submarinos participantes, y encontraron que uno de los submarinos de la escuadra nunca fue detectado por encontrarse en una posición al norte de la zona de donde se realizaron las operaciones, es decir concretamente, habían cuatro submarinos en la zona del ejercicio.


Destructor BAP Villar DD-71. Foto: buquesarmadaperu.blogspot.com

El comandante del ejercicio ordenó tomar rumbo al sur en búsqueda del extraño submarino, para lo cual dispusieron diferentes sectores de búsqueda a los buques con el fin de encontrarlo, mientras tanto, el almirante a cargo del ejercicio daba parte a Lima de lo acontecido solicitando autorización para el uso de cargas de profundidad contra el submarino en caso fuera encontrado. La orden no tardó en llegar y fue así que casi a la altura del puerto de Ilo, el BAP Villar detectó una nave no identificada y reportó al comandante del grupo “un contacto submarino efectivo bajo el buque”.

Procedieron según los convenios internacionales conminándolos a emerger, sin embargo el submarino hizo caso omiso. Se procedió a lanzar una carga de profundidad a modo de advertencia para que el submarino emergiera, pero el submarino nuevamente declinó la invitación.

Al no haber respuesta, el BAP Villar procedió a arrojar cargas de profundidad a diferentes profundidades con la intensión de abatirlo, las acciones no se detuvieron hasta que se observó manchas de petróleo y algunos pertrechos emerger desde la profundidad. Los oficiales reportaron el hecho y dieron por concluido el combate.

Durante el repliegue el BAP Aguirre vuelve a detectar un submarino (el BAP Aguirre tuvo una zona de búsqueda un cuadrante más al sur que el BAP Villar), esta vez el submarino mostraba una marcación diferente a la obtenida inicialmente, lo cual indicaba que la nave se había desplazado hacia el sur. El buque procedió a colocarse en posición de ataque lanzando la primera carga que hizo remecer la popa del buque, luego vino una segunda que no detonó y luego de la tercera carga no se reportó más ruido en el sonar.


Destructor BAP Aguirre F-62 (Destructor Escolta). Foto: buquesarmadaperu.blogspot.com

Extrañaba a presencia de un buque mercante que se encontraba detenido a unos kilómetros de la zona de combate, hecho que causó sospechas de que actuaba como soporte del submarino, lo cual motivó que el BAP Villar acuda para interceptarlo. Se trataba del petrolero AO-52 Almirante Montt (ver nota 3), que al ser intervenido reportó una avería en uno de sus motores pero que el problema estaba casi solucionado, y luego de unos minutos retomaron su marcha al sur.

Al replegarse los buques de la escuadra hacia la base naval de San Juan se interceptó un mensaje en la radio que decía: “Mamá, mamá, Isabel se encuentra gravemente herida”.

Al poco tiempo de transcurrido el evento, inteligencia de la Marina de Guerra del Perú obtuvo información acerca del submarino que había logrado ingresar a los astilleros de Talcahuano, el cual fue reportado como un submarino averiado de gravedad extrema, con serios daños y con un numero tripulantes fallecidos, trascendió además que dos de ellos eran oficiales.

Respecto al submarino chileno, se trataba de un tipo Balao o clase Fleet, un diseño de submarinos oceánicos usados durante la segunda guerra mundial que son una variación de la clase Gato, básicamente la diferencia era el uso de mayor acero reforzado en el casco presurizado con lo cual aumentaba su profundidad máxima hasta 122 metros, poseían 10 tubos lanzatorpedos (6 en proa y 4 en popa).

La Armada de Chile contaba en aquel entonces con dos de este tipo, uno de ellos es el SS-20 Thomson (ex SS-414 USS Springer) incorporado a la Armada en 1961 y el otro era el SS-21 Simpson (ex SS-413 USS Spot) incorporado en 1962. La presente historia involucra al primero de ellos.

Unas fotos de uno de los dos SS tipo Balao que tuvo la Ach. En este caso se trata del SS-20 "Thompson" en navegación en superficie

El SS-21 Simpson quedó fuera de servicio en 1982. El Thomson figura en los registros de la armada en condición de baja con Resolución DGSA N4281/6 el 15 de Diciembre de 1981, sin embargo El SS-20 Thomson fue desguazado antes de 1978, según figura en los relatos de la crisis del Beagle por el Capitán de Navío (r) Rubén Scheihing.

Los submarinos Balao fueron arrendados por la Armada de Chile a la Marina Norteamericana, luego de los incidentes de 1971, en 1972 la US Navy exige a Chile la compra del Thomson.

El Thomson se mantuvo en actividad durante 10 años más según la Armada de Chile (1972 – 1981) pero sin ninguna partida presupuestal de combustible en todo ese periodo.

Años posteriores al incidente, el secretario de prensa del General Juan Velazco Alvarado, don Augusto Zimmermann publicó un relato en el diario La Republica acerca de un serio incidente con Chile ocurrido en 1971, cuando un submarino chileno penetró en aguas territoriales entre Ilo y Matarani, la incusión fue detectada por la Marina que tras no lograr que la nave se retirara del territorio dispuso que patrulleras le arrojaran cargas de profundidad las cuales lo averiaron severamente, el cual después de ser perseguido se alejó sin salir a la superficie.

Velazco fue informado del incidente, y envió al secretario general de la presidencia a Santiago para explicar a Allende las causas por las que las autoridades navales habían utilizado cargas de profundidad. Allende ofreció las excusas tras explicar que la incursión del submarino se produjo por un error de navegación, con lo cual Velazco dio por cerrado el caso. El incidente fue rápidamente superado y mantenido como secreto de estado, sin el menor conocimiento de la prensa en ambas naciones (ver nota 4).

Notas:

(1) Destructor Escolta de la clase Cannon que la MGP denominó como fragata, equipado con sonar de 800 yardas de alcance, 8 lanzadores de cargas de profundidad y un lanzador Hedgehog mk10 de 144 rondas.

(2) Destructores de la clase Fletcher, equipadas con un sonar de cascoSQS-4 de 10,000 yardas de alcance y proyectores de cargas de profundidad (morteros ASW).

(3) Construido en Francia en los astilleros Ateliers et Chantiers de la Seine Maritime (D.S. N° 19 de 9 de abril de 1952. Se incorporó a la Armada de Chile el 14 de enero de 1956, llegando a Chile el 22 de octubre del mismo año. Tenía una eslora de 548 pies, calado máximo 30 pies, desplazamiento 17,500 tons, potencia motriz 6700 shp, velocidad 14 nudos. Dado de baja por Res C.J.A. N° 4520/2 del 5 de julio de 1978. Sirvió como buque cuartel en la Isla Quiriquina durante la década de los 80. En 1990 fue llevado a Talcahuano para su desguace. Fue vendido como chatarra y durante su remolque chocó contra el crucero O´Higgins, causando el hundimiento de este ultimo (info: Mighty_B de base.mforos.com)

(4) Publicado en el diario La Segunda de Santiago el viernes 3 de agosto del 2007, por la historiadora Patricia Arancibia en el compendio “Chile – Perú, Una década en tensión (1970 – 1979)”

Al relato le siguen varios comentarios que copio a continuación:

Comentario de
Uno de los tantos mitos de esos años como el de que un submarino de la MGP hundido en Valparaiso o el disparo de un submarino chileno en la crisis de 1978.

Comentario de
Esas historias las deben inventar las mismas tripulaciones para justificar que armaron todo un jaleo para atacar... al oceano.
Mitos nada mas. 
Claro, dan hartos "detalles" (conversaciones entre presidentes, mensajes interceptados, bajas secretas) pero ninguno es posible probarlo.
y la "guerra fria" entre Chile-Peru es principalmente del 73 al 76, no en el periodo de Allende con quien Alvarado compartia ideología (y menos en el comienzo de su periodo).
"con un numero tripulantes fallecidos, trascendió además que dos de ellos eran oficiales."
Al parecer, todos los fallecidos eran huerfanos, sin hijos, amigos, vecinos ni siquiera conocidos.

Comentario de
En todo caso, alguna vez leí que el SS "Thomson" (o más bien su primer comandante chileno) protagonizó una sabrosa anécdota cuando fue transferido a Chile, en enero de 1961. 
Sucedió que la nave no venía provista de torpedos y el oficial rehusó zarpar hasta no recibirlos, estando a punto de provocar un embrollo diplomático.
Al final, el buque recibió una carga completa de siluros (24) y el submarino zarpó a Chile.
Salú-glú-glú.

Comentario de
Interesante relato,pero como se entero la señorita de tal acontecimiento sin que un solo periodista se entere???? puros cuentos ,en Peru nunca oimos semejante historia,por lo menos yo no, solo lo creere si se ven documentos de esas fechas cosa que dudo mucho.

Comentario de
Por lo que veo, todos concordamos en que esto no es mas que pescado podrido.